SAN JUAN .- La Cámara de Representantes de Puerto Rico aprobó este jueves a viva voz el Proyecto 950, tal y como había hecho previamente el Senado el pasado día 7, que restringe el derecho al aborto en la isla caribeña.

El proyecto, que es de la autoría de la senadora del gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP) Nayda Venegas, pasará ahora al gobernador, Ricardo Rosselló, para que con su firma lo convierta en ley, norma que ha traído polémica por entender algunos colectivos sociales que se trata de un retroceso de décadas en el derecho al aborto en el Estado Libre Asociado.

La “Ley para la protección de la mujer y la preservación de la vida” exige a la paciente una espera de 48 horas antes de someterse al aborto una vez que notifica su intención.

El médico en ese periodo deberá informar a la mujer que pretende abortar de la edad del feto y de que el proceso terminará con la vida de un ser “entero, separado y único”.

Además, el profesional que vaya a realizar el aborto tendrá que enumerar los riesgos que conlleva el procedimiento y los beneficios de asistencia médica disponibles y de apoyo en el caso de que decidiera dar a luz.

Los que se oponen a la norma entienden que es excesiva la información que los profesionales sanitarios encargados de realizar el aborto deben dar a las mujeres que se sometan a la intervención y que puede funcionar como un disuasorio, que es, según su opinión, uno de los objetivos de la ley.

Además, el proyecto establece que las menores de edad que vayan a abortar deberán contar con el consentimiento de sus padres, tutor o de un tribunal.

En contra del proyecto votaron los representantes de la minoría del Partido Popular Democrático (PPD) y el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP).

El proyecto inicial del Senado 950 introdujo un cambio que rebaja de 21 a 18 años la edad en que aplicará la prohibición del aborto sin el consentimiento de los padres o tutor legal.

Otra enmienda introducida reduce el plazo en que los tribunales atenderían una petición de una menor de 18 años para realizarse un aborto.